Respeto, por Miguel Ángel Ruiz Anillo

miguel angel
Miguel Ángel Ruiz Anillo

Durante muchos años he sido defensor de los derechos de los ciudadanos en muchos ámbitos. Siempre lo he hecho desde dos premisas fundamentales: el respeto y evitar utilizar esta necesidad de defensa en una herramienta de marketing social.

En muchas ocasiones, sobre todo en los últimos tiempos, veo en las diferentes noticias de medios de comunicación cómo se ha impuesto la dictadura del titular fácil, del eslogan mediático que tanto daño está haciendo a nuestra sociedad porque no se profundiza en la verdad real y nos lleva a un proceso de guillotina social vía redes sociales.

Hoy les escribo sobre este tema tras ver cómo el Juzgado de Instrucción número 3 de Alcalá de Henares ha abierto diligencias para investigar la irrupción de varios activistas del colectivo LGTBI en la Catedral de la localidad madrileña en abril de 2019 en protesta por unos cursos organizados por dicha diócesis.

Me da igual el motivo de la protesta, me da igual si incluso llevaban razón por algún hecho anterior llevado acabo por representantes de la diócesis. Voy al centro del asunto. ¿Es necesario hacer este tipo de reivindicación sin respetar a los demás para que nuestros derechos se vean reconocidos?

Miren, la primera puesta en valor de nuestros derechos es respetar a los demás. Soy de los que piensan que lo que no queramos que nos hagan a nosotros no lo cometamos nosotros a la inversa. Debemos respetar los derechos de los demás para que nuestros derechos se vean igualmente reconocidos. ¿Por qué les digo esto? Porque ante colisiones de derechos, aunque se lleve la razón, si la protesta es demasiado airada y fuera de contexto podemos encontrarnos con que se vea negativamente por parte de la sociedad.

Por otro lado, está lo que les decía: ¿es necesario que se haga esto como simple llamada de atención de marketing social para obtener más me gusta en las redes sociales? Desde mi punto de vista, evidentemente no. Me gusta más una defensa más efectiva, práctica y silenciosa. Eso es lo que he hecho siempre desde mis diferentes ámbitos de defensa del Derecho. En política debe ocurrir lo mismo que les digo.

No se debe caer en el regate corto y el titular fácil a la hora de llevar a cabo las diferentes políticas. Se tiene que hacer política de verdad en cuanto a lo que se trata de la defensa de los derechos civiles ciudadanos. No hay que caer en el error de llevarse la pancarta y el megáfono a las instituciones públicas. Entre otras cuestiones porque con esta defensa interesada se hace un flaco favor a colectivos y ciudadanos en general. Se estarían politizando de una manera interesada sus derechos y legítimos intereses y eso jugaría totalmente en su contra.

Para ello, políticos y asociaciones, organizaciones y ciudadanía en general deben hacer un ejercicio de madurez democrática que muchas veces no se visualiza en el devenir diario.

Sevillanía Redacción

Next Post

Sánchez regulará la «nueva normalidad» de los españoles con un decreto que aprobará el martes

Mié Jun 3 , 2020
-El texto estará vigente hasta que exista una vacuna o tratamiento eficaz contra el virus  -El líder socialista lanza un «Viva el 8-M», tras la difusión del vídeo de Irene Montero admitiendo que conocían la peligrosidad del virus  -El presidente «niega «cálculos propios» en el recuento de fallecidos y defiende […]

Categorías