Vibrante Martes Santo de luz y devoción, por Jose Manuel García Bautista

Jose Manuel
Jose Manuel García Bautista


Emociones desatadas para un Martes Santo histórico que volvía a su recorrido inicial allá donde concluyeron los experimentos en la Carrera Oficial. Día de luz y color, de Fe y Oración.
Máxima emoción en el Cerro del Águila para ver salir a su hermandad por las calles del Barrio. Sublime el misterio y el nazareno de Juan Manuel Miñarro, inigualable, con gusto, el palio con una levantá eterna en Afán de Ribera a los acordes de “Coronación”. Petalada de flores para ver cómo se marcha buscando la Catedral, camino del Prado.
Estrecheces en San Esteban para ver una de las salidas, si no la que más, más complejas de la Semana Santa, casi de otra época. Estremecedor el regreso por la Cuesta del Rosario y el caminar de la Virgen de los Desamparados a su paso por la Alfalfa, la elegancia y la clase para el Martes Santo.


Uno de los más esperados era San Benito, desde la Calzada comenzaba ese rosario de capas y terciopelo. Pilato contemplando al hijo de Dios… Impresionante su crucificado, el Cristo de la Sangre y siempre especial su palio, con la Virgen de los Desamparados, “poquito a poco, sin correr” mandaba el capataz.
En la calle San José se abrieron las puertas para comenzar los nazarenos blancos de La Candelaria a acompañar a sus titulares “Candelaria”, “Coronación” o “Campanilleros” sin cesar, estallaba el público en aplausos, felicidad plena de su gente mientras resuena, en la radio aquello de “Salen Los Estudiantes”.


Son la hermandad de referencia, su Crucificado es uno de los más admirados de la Semana Santa, rosario de penitentes, rosario de promesas, de rezos, de ruegos, de promesas… Estudiando la vida… La “Buena Muerte” teniendo como marco a la Giralda… ¿Qué más se puede pedir?
De la calles Feria surge la cruz de guía de Los Javieres, siempre en orden, siempre la seriedad de aquellos que escoltan a Jesús de Nazaret muerto.
El Dulce Nombre, nunca me aclaro para que lado me tengo que poner para verlo bien, pero verlo bajar por su barrio, por San Lorenzo es contemplar una de las imágenes inolvidables de la Semana Santa, el perfume del azahar es penetrante, tanto como lo que transmite la imagen de la hermandad.
“Corre que no llegamos” dice una pareja tras de mi… Buscan a Santa Cruz, a sus dos pasos, enormemente bello lo gótico en su canastilla para una hermandad de leyenda y con leyendas.
Martes Santo de luz, color y sol, de fe, de oración, de rezo y de nostalgia, tal vez otro año…

Sevillanía Redacción

Next Post

Subvención de la Junta de Andalucía para las guarderías

Mié Abr 8 , 2020
Se trata de una partida destinada a pagar las plazas a las familias durante el estado de alarma. La Consejería de Educación y Deporte ha defendido su línea de subvenciones, por un valor superior a 15 millones de euros, para centros de Educación Infantil adheridos al programa de ayudas a las familias. El […]
Guardería

Categorías