listas de espera en las farmacias para conseguir mascarillas tres veces más caras

Ver gente con mascarillas, cada vez más habitual. Sevilla

“Han triplicado su precio de coste en mes y medio”. Así resume un empresario de suministro sanitario la realidad que vive el mercado de las mascarillas durante la pandemia del coronavirus. Se han convertido, junto con los guantes, en el producto más buscado. Las listas de espera son cada vez más largas y los pedidos se retrasan e, incluso, no llegan a su comprador porque el Gobierno los confisca para usarlo en hospitales públicos.

La subida de precios en las mascarillas, iniciada por los fabricantes ante la alta demanda mundial, a quien más afecta es al consumidor final. El último eslabón de la cadena comercial son los farmaceúticos, que no consiguen dar abasto ante la demanda de sus clientes. O los sanitarios, que día a día luchan con ellas contra el virus junto a pacientes. Uno de ellos, del que sólo podemos dar sus iniciales (F. R.), expone el complicado día a día en los hospitales en relación a las mascarillas: “Las quirúrgicas están contadas, las FFP2 sólo las tienen los de algunas especialidades como los anestesistas o intensivistas, las FFP3 no quedan y las N95 no valen para nada”. Por ello, ve como algunos de sus compañeros “traen la suya desde casa”.

Mascarillas en las farmacias

Una farmacia de Sevilla con varios carteles que indican que no hay mascarillas.
Una farmacia de Sevilla con varios carteles que indican que no hay mascarillas. / JUAN CARLOS MUÑOZ

Leopoldo González, presidente de la Asociación Profesional de Empresarios de Oficinas de Farmacias de Sevilla (Aprofase), revela que conseguir mascarillas “está complicado” y lo ejemplifica con su propio negocio, para el que pidió 400 unidades y ya sólo espera que le lleguen la mitad. Se refiere a la tipología FFP2, la más demandada porque protege del contagio tanto al que la utiliza como a quien esté cerca de él. “Todos los días me llaman preguntando por ellas”, explica este farmacéutico que da mensajes tranquilizadores a su clientela.

Esta prisa por conseguir mascarillas no sólo atiende a evitar el contagio de Covid-19, sino que según González, también es porque “la gente quiere estar preparada para cuando se levante el estado de alarma y pueda salir a la calle protegida”. Por ello, también le piden guantes, el otro producto estrella sanitario de este confinamiento. “Guantes es todavía más difícil que mascarillas porque pesan más y caben menos en cada envio”, finaliza el presidente de los farmacéuticos de Sevilla.

Mascarillas en el mercado del suministro sanitario

un avión chino con 620.000 mascarillas tras aterrizar en Barajas
un avión chino con 620.000 mascarillas tras aterrizar en Barajas / EFE

En la misma línea se manifiesta Miguel del Chicca, gerente la empresa de suministro sanitario ACP Electromedicina. “Tenemos tres líneas de suministro: grandes importadoras de España, que desde hace semanas no tienen stock; grandes importadoras internacionales, que las ofrecen a precios más altos; y fabricantes de mascarillas españoles, que tienen comprometida su producción con el Gobierno”. Es decir, un panorama que obliga a participar del mercado alcista o renunciar a este producto.

Del Chicca lo intentó y hizo “un pedido de prueba” para comprobarlo. “Nos dijeron 4 días y tardaron más de 20”, afirma este empresario sevillano, que tuvo que pagar por adelantado un pedido que afortunadamente no le confiscaron en las aduanas y llego íntegro a su compañía. Sin embargo, no ha vuelto a hacer pedidos “por el retraso y la subida del precio”. Las mascarillas quirúrgicas, que costaban hace semanas 30 céntimos, ahora cuestan 1,20 euros; y las preciadas FFP2, normalmente a 1,5 euros, estos días superan los 4,5 euros.

Este incremento del precio le hace creer que lo más conveniente sea “favorecer la fabricación nacional de mascarillas”. Por ello, aplaude compra de máquinas para confeccionarlas que han realizado empresas nacionales, pues “no sería recomendable depender de la importación tal como está el mercado”.

Mascarillas en mayoristas de productos

Un joven hacen la compra con mascarilla  y guantes en un supermercado.
Un joven hacen la compra con mascarilla y guantes en un supermercado. / EFE

La alta demanda de mascarillas ha hecho que compañías no especializadas en el suministro sanitario se unan a él para aumentar las vías de abastecimiento a la población. Es el caso del mayorista sevillano Coreba, que ha focalizado su atención a las mascarillas y el alcohol desinfectante durante estas semanas. Alejandro Brachi, encargado de compras de este cash & carry, asegura que, al igual que mascarillas y guantes, “también ha subido el látex, el plástico o el vinilo”.

No obstante, asegura que seguirá aplicando el mismo margen de beneficio que en circunstancias normales. “No voy a abusar de los precios y cobrar, por ejemplo, 15 euros por una mascarillas FFP2″. Brachi alerta de que el vendedor final es el que hace que el precio del producto “esté inflado”. Eso cuando llega, porque uno de sus pedidos sí fue requisado por las autoridades por necesidad para los hospitales. Se trataba de alcohol desinfectante.

Tipos de mascarillas utilizadas durante el coronavirus

El coronavirus ha provocado que la sociedad aprenda sobre los distintos tipos de mascarillas existentes, abriéndose así un debate sobre cual es la más conveniente y cuales son sus propiedades. Se podrían dividir en tres tipos: autofiltrantes desechables (FFP1, FFP2 y FFP3), quirúrgicas o caseras e industriales (buconasal). Junto a su número de modelo, una R indica que son reutilizables y las siglas NR que no son reutilizables.

  • FFP1 (sin válvula de exhalación): Evitan que quien la use contagie, pero no el ser contagiado por otro. Son útiles para evitar la propagación del contagio.
  • FFP2 (sin válvula de exhalación): Evitan contagiar y contagiarse. Por ello, son las más demandadas por todos los sectores de la población.
  • FFP2 (con válvula de exhalación): Evitan contagiarse pero no contagiar al prójimo.   
  • FFP3 (con válvula de exhalación): Evitan contagiarse pero no contagiar al prójimo.
  • Quirúrgicas desechables: Igual que las FFP1. Evitan contagiar pero no contagiarse.
  • Semimáscara buconasal con filtros: Igual que las que tienen válvula de exhalación. Evitan contagiarse pero no contagiar al prójimo. Su gran ventaja es que son reutilizables.

Fuente: Diario de Sevilla

Sevillanía Redacción

Next Post

El envío de alimentos a domicilio, la nueva batalla de la guerra del taxi en Sevilla

Mar Abr 21 , 2020
La crisis del coronavirus ha provocado una nueva batalla en la guerra que desde hace años libran el sector del taxi y el de los VTC (Vehículos de Transporte Concertado). Ante la caída de la demanda de viajeros, las principales empresas de VTC, Uber y Cabify, han reorganizado su trabajo y están […]

Categorías