Las tiendas de souvenirs de Sevilla, al filo de la quiebra y sin poder reabrir

No volverán a la actividad mientras no haya turistas, ya que sus clientes son, sobre todo, extranjeros

Una tienda de recuerdos en Sevilla

Las tiendas de souvenirs de Sevilla lanzan un SOS. Están al borde de la quiebra y no volverán a reactivarse hasta que no regresen los turistas extranjeros. Pese a que ya pueden abrir sus puertas, no lo han hecho porque mientras no se de por finalizada la crisis sanitaria provocada por el coronavirus y comiencen a llegar de nuevo los turistas no volverán a vender.

Les pasa algo parecido a los hoteles, solo que agravado, ya que sus clientes son, sobre todo, extranjeros. ¿Quien compra el típico toro, las flamencas y otro tipo de productos «typical spanish» que venden en esos establecimientos? El 90 por ciento de sus compradores son extranjeros, sobre todo británicos, ingleses, italianos y franceses además de americanos.

Manuel Eguía Padilla es propietario del grupo Padilla Crespo, once establecimientos de recuerdos de Sevilla, repartidos por todo el centro de la ciudad. Los tiene en la calle Adriano, García de Vinuesa, Avenida de la Constitución, calle Alemanes, Sierpes, Paseo de Colón y estaba a punto de abrir otro en la calle Antonia Díaz cuando estalló la alerta sanitaria. Vende los artículos típicos como el toro, la flamenca pero también abanicos, camisetas o artesanía. Sus negocios facturan tres millones de euros al año y tenía hasta cuarentena empleados. Pero desde marzo, con el Covid-19, todo se ha ido al garete.

Cien tiendas

Con las tiendas cerradas y algunas con ERTE está como el resto del gremio, en situación crítica. De hecho, según confirma Manuel Eguía Padilla, las suyas no son las únicas. Hay más de 100 tiendas en Sevilla en la misma situación, unos negocios que dan empleo a unas 1.000 personas y que ahora están en una situación de incertidumbre total.

«Nadie sabe que existimos, se han olvidado de nosotros », se queja el empresario recordando que se constituyeron en la Asociación Turística Hispalense que aglutina a las empresas del sector. Todas ellas han perdido gran parte de las ventas de la temporada alta. La Semana Santa y la Feria, lo que supone que han perdido el 30 por ciento de sus ventas anuales.

Les queda el verano por delante, ya que agosto si hay turistas podría ser temporada alta, y también el mes de octubre, que suele ser su mes fuerte.

Creen que se han olvidado de ellas y que su problema no se conoce. Porque su negocio, en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas, CNAE, no está bien definido ya que se les considera comercios pero en realidad cada uno se engloba en un sector. Los hay que los consideran locales de artículos especiales, bazares e incluso ferreterías.

La situación es tan grave que han cerrado unas pocas. De hecho, según el empresario hay otros colegas que han tirado la toalla y han dado cerrojazo. Ha ocurrido con locales en el Arenal, en la calle Sierpes o el barrio de Santa Cruz. No han podido soportar la presión de los ERTE y el pago de los alquileres de los locales.

Por ello reclaman que se les cambie la clasificación y pasen a ser considerados como establecimientos turísticos. Así no tendrán que abrir los locales hasta que no estén garantizadas las ventas y, con ello podrán seguir manteniendo los ERTE que muchas de ellas se han visto obligadas a hacer. «Queremos un código propio que nos identifique como comercio turístico al por menor», explica Manuel Eguía Padilla que espera una solución para el sector.

Las vistas puestas en el otoño

Desde la Asociación Sevillana de Empresas Turística, su director general, Rafael Domínguez, muestra todo su apoyo a estas tiendas que están pasando un momento crítico y confía en que el sector comience a reactivarse en el otoño.

En este sentido asegura que todo dependerá de que se vayan recuperando las líneas aéreas para que puedan volver los turistas extranjeros. Aunque la reactivación de las líneas del AVE supondrá la vuelta de los visitantes nacionales pero no la de los extranjeros que son los que compran en esas tiendas.

Por eso Domínguez afirma que es necesario que sus llamadas de socorro sean atendidas y puedan ser calificados como establecimientos turísticos.

Fuente: ABC

Sevillanía Redacción

Next Post

Fisioterapia por Zoom para pacientes de esclerosis múltiple del hospital Virgen Macarena

Sáb May 30 , 2020
Este sábado se celebra el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple Desde el inicio del confinamiento se realiza en Sevilla una actividad pionera por parte de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla. Elisa Otero, portavoz de la Plataforma de Afectados de Esclerosis Múltiple quiere aprovechar la celebración […]

Categorías