La Catedral de Sevilla desvelará lugares secretos para atraer al visitante

Interior de la Catedral de Sevilla

El monumento más visitado de Sevilla volverá a recibir a los turistas el próximo 1 de julio con un protocolo sanitario y cambios en el acceso habitual. La Catedral, que ya ha activado el sistema de reservas, iniciará una desescalada progresiva con dos recorridos guiados, manteniendo así el control de las personas que accedan en todo momento. Al menos durante la primera quincena de julio la única forma de conocer el templo mayor de la ciudad será a través de sus cubiertas o del tour interior que incluye lugares que hasta ahora estaban limitados o directamente cerrados para el público.

Con ese reclamo el Cabildo quiere captar al turismo local y a los primeros viajeros que recalen en el destino tras recuperar la movilidad entre comunidades. La experiencia por las pasarelas superiores ya funcionaba, pero la visita por el interior, que nace bajo el nombre de «la Magna», es un producto completamente nuevo. Sus responsables ya trabajaban para ponerlo en marcha a lo largo de este año antes de la emergencia del coronavirus, pero se ha adelantado para retomar la actividad turística con garantías. La entrada para ambas visitas tiene un precio único de 16 euros que se extiende a todos los públicos, con lo que, de momento, se deja sin efecto el acceso gratuito para los feligreses de la diócesis que podían hacer la visita general y la subida a la Giralda sin coste.

Espacios

Este recorrido interior incluye todas las obras maestras que alberga el monumento religioso y ofrece la posibilidad de ver de cerca alguna de ellas como el interior del coro para apreciar la sillería gótica tallada en madera, el retablo del altar mayor desde el último escalón o el interior de las capillas de la Virgen de la Antiguay de San Andrés, donde se encuentra el Cristo de la Clemencia. Todas ellas estaban acotadas y se visitaban desde fuera por motivos de conservación, pero tratándose de grupos reducidos y aprovechando la menor afluencia de público se harán estas concesiones.

Uno de los cambios que se introduce para estas visitas es la forma en la que se acceder a la Catedral, cambiando la puerta de San Cristóbal, que da a la plaza Virgen de los Reyes, por la de San Miguel, en la avenida de la Constitución. Hasta ahora esta entrada se reservaba exclusivamente para el culto, pero allí será donde el personal tome la temperatura a los visitantes, que utilizarán también los dispensadores de hidrogel para la desinfección de manos.Se elimina, de momento, el acceso y la subida a la Giralda gratuitos para los feligreses de la diócesis

En este punto, un guía autorizado por el Cabildo recibirá a los grupos, que no superarán las veinte personas, para iniciar la visita diurna en el interior en dos turnos: a las 11:30 y a las 12 de lunes a sábado. Habrá un tercero nocturno que comienza a las 21 y estará disponible los siete días de la semana. Para este se accederá por el Patio de los Naranjos y tendrá una duración de noventa minutos. Esta es otra de las novedades que los responsables del templo incorporan a la programación de verano de 2020 y que también extenderán a la visita de las cubiertas.

El recorrido exterior también contará con tres horarios: 9.30, 10 y 21.30, comenzando siempre por la puerta de San Miguel. Se podrá pasear por la nave central de 36 metros y ver de cerca la cúpula de la sacristía mayor. Para ello se recomienda el uso de calzado y ropa cómoda, pues la subida es por una escalera de caracol estrecha y el camino puede resultar accidentado.

Fuente: ABC

Sevillanía Redacción

Next Post

El verano comienza con aviso amarillo por altas temperaturas

Dom Jun 21 , 2020
Una masa de aire africano golpeará España con calor intenso la primera semana del verano La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado este domingo el aviso «amarillo» (riesgo) por altas temperaturas en Sevilla, donde se van a alcanzar a lo largo del día temperaturas que rondarán los 38 grados. Además de en […]

Categorías